Bowels – Stay Puft


Podemos decir sin temor a equivocarnos que
Bowels de Stay Puft es un discazo.

Es una tontería decir esto, cuando Serokah es uno de los artífices de la electrónica andaluza, la cual corre por sus venas y la transmite en cualquier cosa que haga, ya sea en Califato, BSN Posse, o haciendo pescaito frito. Techno, grime, jungle, rap, un amplio abanico de estilos con el que casan ritmos rotos, tiempos acelerados y sonidos diversos que consiguen dejarnos “cogíos” ante este álbum.

Hemos podido ver a través de redes sociales adelantos como Gabber Riddim o Virus, aunque el cómputo global de este disco lo hace vibrante. Dentro encontramos colaboraciones con gente como Coopermen, Foyone, Highkili, Sceno, Miguel Grimaldo o Pointa, acrecentando más aún si cabe el nivel.

El aroma a vieja escuela se nota, Bowels es añejo, es Andalucía, es el calor del verano y la camiseta en el hombro porque te sobra puesta, Stay Puft es el vasito de gazpacho que te da la vida a las tres de la tarde con 42º a la sombra.

El futuro es ver que esto va a quemar pista, parking, o lo que sea. Volveremos a sentir los graves en el pecho, volveremos a comer bafle, vas a gritar Jumanji y hasta vas a entrar en pánico. Bowels consigue equilibrio y variedad, como diría Serokah es lo que sale de sus entrañas, pero también es crudo y oscuro. Es el vómito de un gremlin ravero y eso a nosotros nos encanta.

Podéis encontrar su trabajo en Bandcamp, Spotify y YouTube.



Escrito por José Antonio Fernández.