Labels

Todo llega a su fin - Crónica (31/08/2019)

by - septiembre 02, 2019



Tercera y última noche de Nocturama, cerraría una edición más y que se quedará para el recuerdo, tres noches de música en directo y con una organización impecable y es que en esta jornada nos dejó artistas como Los Hermanos Cubero, Morgan, La Noche y Pío Paradox & Betty Miserias.

Abrirían esta jornada Los Hermanos Cubero donde presentarían su último disco Quique dibuja la tristeza (2018, Primavera Labels) y el cual interpretaron de principio a fin.
Los Hermanos Cubero ante este disco dieron emotividad a la noche y no es para menos, ya que este disco representa el sentir de Enrique ante el fallecimiento de su esposa Olga. Sonrisa Inabarcable, El Tiempo Pasó, Qué Haré El Resto De Mi Vida… Pero ante estas canciones con tanto sentimiento entre una y otras estos hermanos daban un punto cómico para poder relajarnos los ánimos y así interactuar con el público. Nos llamó la atención la instrumental tan cuidada que tenían, además de poder llamar a dos amigos suyos para que tocasen violín y contrabajo lo que dio más consistencia. Un espectáculo, como ya hemos dicho, emotivo y que consiguió brotar algunas lágrimas desde el público.


Los siguientes en arribar el escenario principal serían Morgan y al parecer eran lo más esperado de la noche, la gente se agolpó para poder verlos y si había algún hueco en Los Hermanos Cubero, en este concierto desaparecieron por completo.

Morgan destila instrumentales rock, pero la voz de Nina de Juan que va por el soul hace que combine y nos consiga enganchar. La trayectoria ascendente que están teniendo estos chicos no es mera casualidad, su trabajo en estudio es admirable, un gran sonido conseguido y que trasladan al directo de manera categórica y que además pudimos disfrutar de alguna versión como Lose Yourself To Dance de Daft Punk.

No queremos dejar en el tintero la calidad instrumental de la que gozaban, y es que a veces nos transportaban al sonido de Pink Floyd.


Y llegaría el final del Nocturama junto con La Noche, el trío consiguió sumirnos en una visión fantasmagórica, riffs mortales con sintetizadores viscerales y una batería implacable. Paco Campano, Carolina Cebrino y Ernesto Ojeda nos dejaron tirados en el suelo, nos destrozaron con su synth punk. Todo estaba siendo demasiado idílico hasta que soltaron los mil demonios y convirtieron su actuación en un infierno de distorsión, los sintetizadores reverberantes, la guitarra gritaba y la batería nos latía por dentro. La Noche consiguió cerrar de forma sublime el festival.

Queremos mostrar nuestro agradecimiento a toda la organización de Nocturama y artistas que han conseguido mostrar en una edición más su encomiable labor, pero sobre todo: ¡felicidades y que sean muchos años más!






Artículo y fotografías por José Antonio Fernández.

RRSS: @AdoboSound

You May Also Like

0 comentarios